Los pasos a seguir ante un brote de legionella en tu hotel

¿Sabes cómo erradicar un brote de legionella? Te contamos los 4 pasos necesarios para acabar con él sin llegar a paralizar tu hotel.

En este artículo, vamos a dar unas nociones básicas sobre los pasos a seguir una vez se ha detectado una cantidad de legionella en los ensayos que se encuentra fuera de los parámetros definidos en la norma.

Ya te adelantamos en el anterior post la existencia de la normativa vigente que obliga a seguir unas pautas de higiene en las instalaciones de ACS. Hablamos del Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis.

Su objetivo es que la instalación mantenga unas condiciones óptimas durante toda la vida útil de los elementos de la instalación y que no cause problemas más graves que terminarían afectando a aquellos que transitan ese edificio de una manera o de otra. Esta norma es bastante compleja y nosotros desde aquí pretendemos aclarar qué pasos debes seguir si ya estás ante un brote de legionella en tu hotel, una vez ya hemos explicado en anteriores artículos qué es la legionella, por qué está en tu instalación de ACS y cómo controlar la propagación.

Los 4 pasos imprescindibles para erradicar un brote de legionella

Los distintos pasos a seguir, han sido diferenciados y priorizados teniendo en cuenta el equilibrio de varios aspectos:

  • Sencillez
  • Coste económico
  • Rapidez

No obstante, existen empresas especializadas en control de legionella que le podrán asesorar en el mejor camino a seguir.

1º Paso: Desinfección

La acción más habitual, económica y rápida es la desinfección de la instalación de ACS. Es la primera y más lógica a realizar. Se realizará la limpieza y desinfección de la instalación de ACS. La finalidad es eliminar la contaminación causada por la legionella.

En primer lugar, se realizará el tratamiento y, a continuación, se tomarán muestras que serán analizadas.

Una vez se han realizado los exámenes pertinentes, conoceremos si hemos conseguido atajar el problema, o por el contrario este persiste.

Existen varios tipos de desinfección:

1. Desinfección química (cloro- Peróxido de hidrógeno – otros)

Estas desinfecciones deben tener la agresividad justa, puesto que deterioran el interior de las instalaciones…son agresivas para la legionella, pero también para tuberías, válvulas y depósitos.

Deben ser realizadas por profesionales que analicen la instalación y reajusten el tratamiento en función de la gravedad del problema y los elementos que componen el sistema de ACS.

Como ejemplos:

  • Un exceso de H2O2 puede afectar a valvulería, elementos metálicos y tuberías de PPR.
  • Un exceso de cloro puede afectar a tuberías de PPR y elementos metálicos de acero al carbono.

2. Desinfección térmica

Esta suele ser más complicada, puesto que debemos alcanzar altas temperaturas en “TODO” el circuito hidráulico.

Es más laboriosa y suele ser más cara que la desinfección química. Puede afectar principalmente a:

  • Tuberías de acero galvanizado
  • Tuberías de PPR
  • Purgadores y elementos no diseñados para altas temperaturas.

Compartimos contigo estos post donde hablan más a fondo de estas dos posibilidades de desinfección de las instalaciones de ACS:

La cantidad, espaciado y agresividad de las desinfecciones deben ser realizadas en función de los resultados obtenidos en los análisis realizados antes y después de cada una de ellas.

El método de desinfección es el primero que se suele utilizar por economía y sencillez. Como todo en esta vida, hacer demasiadas desinfecciones puede estar ocultando un problema mayor en otra parte de la instalación.
En caso que tras 2 ó 3 desinfecciones, se nos repita el positivo en legionella antes de 6 meses puede estar indicando problemas en otras partes de la instalación… puede ser en tuberías o en acumulación.

2º Paso: Equilibrado Hidráulico

Dentro de la red de tuberías que componen el circuito ACS, el agua debe viajar a una velocidad tal que recorra el circuito completo sin que le dé tiempo a bajar de los 50ºC (Desde que sale de los acumuladores, el ACS va perdiendo temperatura en función del tiempo, la longitud de tuberías a recorrer y la calidad del aislamiento que tenga).

El único factor sobre el que podemos trabajar es la velocidad a la que el agua viaja por el interior de la tubería. Es muy común que el agua retorne por los primeros anillos hacia los depósitos de acumulación, siendo muy poca la cantidad de agua que viaja hasta el final de la instalación (Cuando esto sucede, hay ciertas habitaciones en las que tenemos que vaciar toda el agua que se ha enfriado en la tubería antes de que llegue el agua caliente a más de 50º) En estos casos el problema es un fallo en el equilibrado hidráulico que permite proliferar la legionella en el interior de las tuberías de ACS que han quedado por debajo de 50º. El propio déficit de equilibrio en las tuberías favorece la proliferación de legionella e impide que las desinfecciones sean efectivas.

¿Cómo se resuelve el equilibrado?

Lo primero que se debe hacer es dificultar que el agua vuelva por esos primeros anillos, facilitando que llegue al final de la instalación…. en otras palabras, repartir los caudales en función de las longitudes de tuberías para conseguir velocidades tales que al agua no le dé tiempo a enfriarse dentro de las mismas.

  1. Debe realizarse un estudio por ingeniería y/o empresa especializada que indique las válvulas a instalar.
  2. Se deben instalar válvulas en las que se pueda medir la cantidad de agua y la temperatura del agua que circula en cualquier momento.
  3. Una vez instaladas las válvulas, estas deben ser operadas hasta conseguir el equilibrio en velocidades que requiere la instalación.

Desde nuestra experiencia cabe indicar que las válvulas automáticas o autorregulables por temperatura, presión o caudal, suelen acabar generando problemas a largo plazo. En caso de instalarlas se debe exigir que dispongan de tomas para controlar, cuando sea necesario, las presiones, temperatura y caudales que pasan.

Como recomendación, por facilidad de control, por servir de cierre momentáneo y durabilidad de las mismas, recomendamos el uso de válvulas tipo STAD o similar. Con regulación manual, posibilidad de cierre total y tomas de inspección. Esta es la finalidad del equilibrado hidráulico de una instalación de ACS. Con él conseguimos mantener constante la temperatura del agua en todos los puntos de suministro.

Una vez realizado el equilibrado y suponiendo una operativa de la instalación según la norma, suelen solucionarse los problemas de legionella. En caso que vuelvan a aparecer, puede ser por la existencia de ramales perdidos/anulados en la instalación y/o problemas en los acumuladores.

Continuando con las labores a realizar si se continúan repitiendo los positivos en legionella y atendiendo a la facilidad, el siguiente paso sería la localización de ramales perdidos.

Banner Predimensionador

3º Paso: Localización de ramales perdidos

Denominamos “ramal perdido” a aquel tramo de tubería cuyo final ha sido taponado sin eliminar el tramo de tubería que conduce hasta el tapón. A modo de ejemplo pensemos en una bañera que se elimina… (Generalmente se desmonta la grifería y se taponan los extremos de las tuberías, sin desmontar el tramo de tubería que va desde la general hasta donde estaba la bañera).

Esta actuación generalizada y de mala praxis, genera un tramo de tubería que en su origen (conexión con la general) está por encima de 50º y cuya temperatura disminuye hasta la temperatura ambiente (25º en el tapón donde antes estaba la grifería)… Si lo pensamos con detenimiento existe un tramo de la tubería en el que la temperatura es la ideal de reproducción de la legionella durante 24h al día durante los 365 días del año.

Estos son puntos de generación constante de la legionella que nace en este punto y se reparte por toda la instalación de forma constante, pudiendo generar problemas serios.

La búsqueda de estos ramales suele ser muy laboriosa y complicada, ya que hay que ir siguiendo las tuberías de ACS y buscar ramales cuyo final no tenemos controlados…. Suelen producirse generalmente en modificaciones de cocinas y baños, aunque también se dan en al realizar cambios de uso en estancias.

Del mismo modo que en el caso anterior, las desinfecciones no eliminan estos “nidos” de legionella puesto que al ser un ramal sin continuidad, el ACS está estancada en su interior y no hay circulación de agua que lleve los productos químicos o el agua a alta temperatura hasta el punto donde se reproduce la legionella.

4º Paso: Sustitución de acumuladores

En el caso de que con los pasos anteriores no se consiga erradicar el brote de legionella, es posible que el brote de legionella se encuentre en el interior de los acumuladores de ACS. Llegados a este punto, “Salud Pública” ya suele estar sobre la pista y obliga al propietario a disponer en un plazo establecido las correspondientes reformas en la instalación de ACS que aseguren la eliminación de brotes de legionella.

Dado que el problema ante el que nos encontramos puede desembocar en consecuencias graves por legionella o la obligada paralización de la instalación, es este el momento en que se plantea la sustitución de los acumuladores (como última alternativa) debido principalmente al coste y complejidad de los trabajos a realizar.

Checklist pasos erradicar brote de legionella min

En Hydronik somos especialistas en ofrecer la solución a estos problemas de ACS. Desarrollamos intercambiadores capaces de prevenir la proliferación de legionella de su instalación, además de otras averías como, por ejemplo, el pitting, al cual le dedicamos una serie de post que te dejamos aquí para que puedas saber más sobre el tema. 

Como veremos en entradas posteriores, la alternativa diseñada por Hydronik no es la más cara ni la más compleja y elimina la posibilidad de proliferación de legionella en los acumuladores.

Estos intercambiadores se caracterizan por ser de producción instantánea (no acumulamos, sino calor de primario que es utilizado en su justa medida segundo a segundo). Además, hemos diseñado una solución que no requerirá de grandes reformas para su instalación, ya que uno de nuestros objetivos es que este trabajo fuera lo más óptimo y cómodo con el fin de causar las mínimas molestias para el cliente y los mínimos desperfectos para el edificio. Si quieres saber más sobre nuestro intercambiador IA-3S-800 pincha aquí.

¿Te gusta lo que estás leyendo?

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

¿Conoces algún otro sistema que mejore la capacidad de suministro de agua de una acumulador de 2000L y quepa dentro de un ascensor convencional o pueda pasar por cualquier puerta standard de hueco 80cm)?

En los siguientes artículos explicaremos en profundidad los beneficios de nuestro inter-acumulador en la lucha contra la legionella y el ahorro económico que puedes obtener gracias al rendimiento de éste en tu instalación de ACS.

¿Te gusta lo que estás leyendo?

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Comparte esta publicación...
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Quizás también te interese leer…

La legionella en ACS [+INFOGRAFÍAS]

La legionella en ACS [+INFOGRAFÍAS]

¿Quieres aprender más sobre la legionella en ACS? En este post te presentamos el recopilatorio de todos nuestros contenidos sobre la legionella en...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Entérate de todas las novedades

Contacta con nosotros

Política de Privacidad de Hydronik

× ¿Cómo podemos ayudarte?