Los 10 consejos clave para poner en marcha tu instalación de ACS

La situación en España previa a la pandemia en cuanto a criterios sanitarios de las instalaciones de agua caliente sanitaria ya arrojaba cifras de casos de legionelosis detectados en este tipo de instalaciones en aumento año tras año. Este problema, sumado a la obligatoria paralización de la actividad en estos sectores, ha podido propiciar que el mantenimiento de sus instalaciones de ACS se viera reducido considerablemente.

Con el ritmo de vacunación frente al COVID-19 y el verano a la vuelta de la esquina, llega el momento de volver a poner en marcha la instalación de ACS de establecimientos hoteleros, centros deportivos, etc.

Esta puesta a punto debe seguir unas pautas y protocolos para llevar a cabo todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de todos sus clientes. Por ello, en este post vamos a compartir contigo qué errores se suelen cometer durante la pausa de la actividad y proponer 10 consejos clave para poner en marcha tu instalación de ACS de nuevo de una forma segura.

La Legionella, ¡ese patógeno que complica tanto el ACS!

En lo que respecta a España los casos de legionelosis (la enfermedad que provoca la Legionella) han ido aumentando año tras año mayoritariamente por el agua para consumo humano (Informe de Enfermedades de Declaración Obligatoria): Desde 1020 casos en 2016 a 1631 en 2018, ¡un 57% más en sólo dos años! Y no ha dejado de crecer desde el 2013.

Desde Seguridad Laboral, en su artículo “ANECPLA alerta de los posibles casos de Legionella diagnosticados como COVID-19” recogen algunas declaraciones de ANECPLA (Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental) que nos alertan de los casos de legionelosis han podido y pueden ser todavía más cuantiosos, ya que como algunos de sus síntomas clave como la neumonía o la fiebre alta, coinciden en sintomatología con el coronavirus. Por ello, en muchas ocasiones son diagnosticados erróneamente como coronavirus en vez de como legionelosis y, en consecuencia, mal tratados.

Y además, la paralización de la actividad de muchos grandes consumidores de ACS (hoteles, centros deportivos, centros de mayores, etc.) en bastantes casos ha derivado en un deficiente mantenimiento de las instalaciones que antes sí mantenían a raya la proliferación de la Legionella.

Brotes a nivel internacional conocidos ya apuntan a que el incremento se ha podido casi mantener en 2019 y 2020 posiblemente enmascarados por la pandemia de COVID-19.

Ahora que hoteles y otros grandes consumidores de ACS se enfrentan a la reapertura, ¿están preparados para garantizar la seguridad sanitaria ante este veterano patógeno y ante el coronavirus, ayudando a diferenciarlos para su adecuado tratamiento?

¿Cómo ha estado mi instalación de ACS durante la pausa de la actividad?

Para poner en marcha de nuevo una instalación de ACS hasta su uso regular primero hay que preguntarse, ¿en qué condiciones ha estado “parada” y durante cuánto tiempo? Por normativa (RD-865/2003-4jul; anexo 3) sólo con un mes de parada ya es preceptiva la limpieza y desinfección de estas instalaciones antes de su nueva puesta en marcha.

Tratando de minimizar los costes y tiempo que supone una parada, en comparación con tener la instalación en régimen normal, nos encontramos prácticas erróneas a cada cual peor:

ERROR 1: Circuito de ACS con las bombas de secundario funcionando y lleno de agua a temperatura ambiente en zonas geográficas cálidas (agua fría a 18ºC o más): El calor que genera el funcionamiento de las bombas se disipa por el ACS calentando algunas zonas hasta el rango de temperaturas (20ºC-45ºC) donde se facilita su multiplicación: ¡Ya tenemos Legionella!

ERROR 2: Circuito completo a régimen justo para lanzar el ACS tibio (a 50ºC o menos): A esa temperatura la bacteria legionella sólo está “en pausa”. En cuanto llega a ramales mal equilibrados de la instalación se enfría al intervalo ideal (35ºC-37ºC) para su proliferación desmedida: ¡La fiesta de la Legionella!

ERROR 3: Circuito vacío de agua tras una última limpieza y desinfección: Es imposible dejar absolutamente seco y sin residuos calcáreos o biológicos todos los rincones del circuito… el escenario perfecto para que haya multitud de puntos:

  • Reproductores de Legionella en áreas cálidas (más de 20ºC) del circuito.
  • Con corrosiones de todo tipo entre ellas las tipo “pitting” que son las más dañinas y difíciles de localizar antes de que atraviesen las paredes de los elementos.
  • Con incrustaciones que pueden bloquear elementos móviles (bombas, válvulas).
  • Con una biopelícula cada vez mayor que puede taponar algunos puntos del circuito.

Cuando se reactive la instalación…¡Desastre total!

¿Te gusta lo que estás leyendo?

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Los 10 consejos para la puesta en marcha de una instalación de ACS segura

Vamos a suponer que no se ha cometido ninguno de los errores del punto anterior o, si acaso, alguna eventual bajada de temperatura a rangos “legionella” en puntos fácilmente desinfectables o bien alguna corrosión superficial de fácil restauración en puntos accesibles.

A su vez nos centramos en instalaciones exclusivas para producción de ACS (no mixta calefacción-ACS) con más de 70kW de potencia útil nominal y con caldera de gas o gasóleo como generador de calor principal, obviando otras fuentes de energía renovable o recuperada. Estos son los pasos más importantes para reactivar con éxito y seguridad sanitaria su instalación de ACS:

#1: Comprobación y limpieza de circuito de humos de calderas

Revisar tanto sujeciones como estanqueidad/continuidad y limpiarlo de “carbonilla” y otras mugres adheridas.

#2: Limpieza del quemador de la caldera

Asegurar una óptima combustión influye notablemente en los ahorros pretendidos mediante control de sus etapas o de su modulación.

#3: Revisión general de calderas

Fundamental revisar la estanqueidad, en especial en las de condensación, entre quemador y caldera además de liberar posibles obstrucciones en el resto de su circuito y comprobar sus controles (Set Point, etc.).

#4: Revisión del sistema de preparación de ACS (limpieza de depósitos, purga, etc.)

La medida prescrita y más eficaz contra la Legionella y otras sustancias incompatibles con el agua para consumo humano, es actuar especialmente en las zonas de la instalación en contacto directo con el ACS donde se deposite o donde sea proclive al estancamiento.

Se empieza por una generosa purga (lodos, corrosiones disueltas y otros deshechos) y se remata con una esmerada limpieza y desinfección (la térmica a más de 70ºC con preferencia a la química con productos clorados), repitiendo con aclarados intermedios cuantas veces se considere necesario.

La desinfección térmica por encima de 70ºC solamente es eficaz cuando el circuito hidráulico de distribución de ACS está bien equilibrado y podemos asegurar alta temperatura en TODO el circuito de impulsión y retorno.

Es imprescindible purgar los vasos de expansión de los acumuladores, ya que disponen de ramales ciegos, que es conveniente purgar al menos semanalmente.

#5: Comprobación de niveles de agua en circuitos y vaciado de montantes

El completo llenado de todo el circuito impide la avería o deficiente rendimiento de elementos (bombas no cebadas, sobrecalentamientos, etc.) Dado el tiempo transcurrido desde la parada de la instalación se hace imprescindible purgar los finales de montantes de ACS, Retomo de ACS y AFCH para eliminar los posibles lodos que se acumulan en los puntos más bajos.

Otros de los puntos a revisar es que la temperatura de agua fría de entrada, esté por debajo de los 20 ºC ya que es un factor de proliferación de la Legionella. Por lo que hay que realizar una verificación de si la temperatura aumenta, debido a factores de calentamiento por contacto (tuberías de agua fría sin aislar) o por mezcla de temperatura por fallos en los anti-retornos de los grifos.

Mucho cuidado con la gestión y cloración de aljibes, durante paradas largas los dosificadores automáticos suelen presentar averías.

Banner Predimensionador

#6: Comprobación de estanqueidad de tuberías y válvulas

Se evita así pérdidas de agua y futuras corrosiones además de averías que con la instalación a régimen normal sería más costoso solucionar.

#7: Comprobación de tarado de elementos de seguridad

Aunque los elementos programados de control fallen, siempre se debe poder confiar en los mecánicos-hidráulicos de seguridad. Estos sistemas de seguridad pasivos deben ser revisados durante la puesta en marcha.

#8: Revisión de intercambiadores de calor

Comúnmente serán intercambiadores de placas cuya principal debilidad es la acumulación de incrustaciones.

No sólo los hacen perder eficiencia sino que además, su adecuada limpieza y puesta a punto también en tiempo es muy costosa aunque todavía se disponga de las correspondientes juntas.

En caso de disponer de intercambiadores inerciales del tipo IHI no es necesaria ninguna precaución más allá de comprobar fugas y realizar la desinfección interna de los serpentines junto con el resto de tuberías ACS.

#9: Revisión de bombas y equilibrado de instalaciones de retomo de ACS

Hacen de “corazón” de la instalación como encargadas del movimiento del agua.

De su correcto funcionamiento (sin atascos o rozamientos) o adecuada regulación (caudal ajustado a la demanda por temperatura o cantidad) también depende la eficiencia de la instalación.

Por lo que se hace necesario tras la puesta en marcha comprobar la temperatura de las habitaciones llegue a 50 grados en 30 segundos, en las zonas más desfavorables. En el caso de que exista un tiempo excesivo de que la temperatura de ACS sea adecuada, hay que revisar el sistema de equilibrio de los retornos.

Durante la parada e incluso durante la puesta en marcha, pueden producirse obstrucciones en las válvulas de equilibrado de la instalación. Es importante revisar que las válvulas de equilibrado no se encuentran obstruidas ni bloqueadas.

#10: Revisión del sistema de control automático.

En la última actualización del RITE (23/03/2021) se hace especial hincapié en mejorar la eficiencia energética de la instalación también mediante el control automático y/o a distancia de sus elementos.

Teniendo en cuenta que los dispositivos de control también participan en la seguridad de la instalación, se hace ineludible revisar y mejorar tanto su programación como la adecuada respuesta de los elementos con ellos controlados.

Para terminar con el post, te compartimos una infografía donde hemos recogido estos 10 consejos para poner en marcha tu instalación de ACS para la reapertura de tu establecimiento, la cual te animamos a compartir con quien consideres que puede serle de ayuda.

10 consejos para la puesta en marcha de una instalacion de ACS 1

Además, te dejamos las referencias con respecto a la actualización del RITE 2021 de cada uno de las recomendaciones que te hemos compartido extraídas de la tabla 3.3. Operaciones de mantenimiento preventivo y su periodicidad del texto consolidado del Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios:

  • 1 = Comprobación y limpieza, si procede, de circuito de humos de calderas ( Tabla 3.3.5) 1
  • 2 = Limpieza del quemador de la caldera (Tabla 3.3.7.) 2
  • 3 = Revisión general de calderas de gas y de gasóleo (Tabla 3.3.12. y 3.3.13.) 3
  • 4 = Revisión del sistema de preparación de agua caliente sanitaria (Tabla 3.3.28.) 4
  • 5 = Comprobación de niveles de agua en circuitos (Tabla 3.3.14.) 5
  • 6 = Comprobación de estanquidad de circuitos de tuberías y de válvulas de intercepción (Tabla 3.3.15. y 3.3.16.) 6
  • 7 = Comprobación de tarado de elementos de seguridad (Tabla 3.3.17.) 7
  • 8 = Revisión de baterías de intercambio térmico (Tabla 3.3.20.) 8
  • 9 = Revisión de bombas y ventiladores (Tabla 3.3.27.) 9
  • 10 = Revisión del sistema de control automático (Tabla 3.3.30.) 10

Te invitamos a que compartas en comentarios qué te parecen estos 10 consejos, si crees que se nos ha olvidado algo o si ha podido servirte de ayuda. Y, por supuesto, si necesitas ayuda con tu instalación de ACS, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.


Comparte esta publicación...
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Quizás también te interese leer…

La legionella en ACS [+INFOGRAFÍAS]

La legionella en ACS [+INFOGRAFÍAS]

¿Quieres aprender más sobre la legionella en ACS? En este post te presentamos el recopilatorio de todos nuestros contenidos sobre la legionella en...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Entérate de todas las novedades

Contacta con nosotros

Política de Privacidad de Hydronik

× ¿Cómo podemos ayudarte?